Vancomicina

Compártelo!
Ampolla de vancomicina. Ésta es la forma más común de encontrala

Ampolla de vancomicina. Ésta es la forma más común de encontrala

La vancomicina es un antibiótico descubierto en la década de 1950, y no es uno de los medicamentos más comúnmente recetados. No obstante, tiene un uso extraordinariamente importante, y es empleado principalmente para el tratamiento del Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA) y otras formas de infecciones por estafilococos que han mostrado resistencia a otros antibióticos. En algunos casos, la vancomicina es inadecuada para el tratamiento de estas infecciones y se requieren antibióticos aún menos comunes.

La vancomicina se usa para tratar las infecciones por estafilococos resistentes a otros antibióticos

La vancomicina se usa para tratar las infecciones por estafilococos resistentes a otros antibióticos

Antes de prescribir un antibiótico como la vancomicina, los médicos necesitan obtener una historia clínica del paciente que incluya la lista de los otros medicamentos que tome. Esta información puede ser empleada por el médico para decidir si es necesario que el paciente tome vancomicina ante una infección grave. La elección del antibiótico no siempre es la vancomicina, ya que en algunos casos otros medicamentos son más apropiados.

Efectos secundarios

La vancomicina puede provocar muchos efectos secundarios, por esta razón no es un antibiótico muy usado para tratar infecciones leves y se reserva a las graves. Leer más acerca de los efectos secundarios de la vancomicina.

Vías de administración

La vancomicina no puede pasar a través del tracto gastrointestinal, así que suele administrarse por vía intravenosa, por esta razón no es muy popular. Leer más acerca de las vías de administración de la vancomicina.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí